¡Cómo enseñar a los niños a reciclar y cuidar el medio ambiente!

Una de las mejores maneras de garantizar que habrá un planeta habitable para las generaciones futuras es enseñar a nuestros pequeños sobre el reciclaje. Así crecerán con conciencia para preservar los recursos naturales.

Aquí te contamos algunos tips para enseñarles a tus hijos a reciclar.

1. Visita un parque

Visita un parque o una playa, donde puedas señalar la basura en el suelo. Explícale a tu pequeño o pequeña cómo esto puede afectar la vida silvestre. Por ejemplo, a las aves que pueden comer la basura y enfermarse. Trae algunas bolsas y guantes para ayudar a limpiar dicho espacio.

2. Pon contenedores de reciclaje

Clasificar los materiales reciclables es una actividad sorprendentemente divertida para los niños pequeños. Déjalos decorar contenedores con imágenes de lo que debe ir en cada uno (papel, plástico, latas, etc.) y luego dales algunos artículos para practicar la clasificación. Explícales por qué es importante poner la basura en el contenedor correcto para que todo pueda procesarse fácilmente una vez que llegue a las instalaciones de reciclaje.

3. Léeles cuentos de temática ambiental antes de dormir

El cuento El Lorax del Dr. Seuss, por ejemplo, es un clásico y una excelente manera de dar a los niños una entrada temprana al mundo del ambientalismo.

4. Explora las habitaciones de tu casa

Cuando reciclamos, a menudo nos enfocamos principalmente en la cocina, pero hay cosas que puedes reciclar y reutilizar en toda la casa. Haz que los niños entren a una habitación específica y señalen lo que creen que se puede reciclar; si no tienes claro si es reciclable, investiguen juntos.

Ya sea que se trate de animales de peluche en una habitación, pintura en un garaje o botellas en un baño, hay muchos artículos que no tienen que ser destinados al vertedero. Repasa también cómo se pueden reutilizar o reciclar distintos artículos: los juguetes viejos se pueden donar a organizaciones benéficas, los pantalones que se quedan pequeños pueden convertirse en pantalones cortos y las piezas de juegos de mesa que no coinciden pueden convertirse en joyas.

5. Haz un concurso de reciclaje

En un área cubierta de hierba, instala una fila de contenedores de reciclaje, cada uno para algo diferente. Luego divide a un grupo de niños (la edad de la escuela primaria funciona bien para este juego) en equipos y haz que se turnen para ir a los contenedores, depositar un artículo en el contenedor correcto, luego regresar corriendo y etiquetar a un compañero de equipo, que luego recoge un artículo y corre a los contenedores.

El primer equipo que recicle correctamente todos sus artículos gana. Para agregar un desafío adicional, incluye algunos artículos que no se puedan reciclar para que los niños puedan aprender lo que tiene que ir a la basura. Es posible que quieras agregar un cubo de compostaje también.

Con estas actividades divertidas vamos a despertar conciencia ambiental en nuestros pequeños y pequeñas.