vegalpuls
Artículos
21 MAR - 2017

SIGNIFICADO DE UNA EDUCACIÓN DIFERENTE

Una educación diferente debe ser aquella que ofrezca al niño y al joven un espacio cálido, que le de cobijo, y amorosa compañía. Brindándole la oportunidad de desarrollar su ser de una manera integral, que sea importante el cultivo de su pensar, el desarrollo de la lógica, de lo secuencial; y que también sea importante el cultivo de su sensibilidad, de sus relaciones, la cercanía a lo bello, al arte, a la música; que fortalezca cuidadosamente su voluntad día a día con ritmo y exigencia.

Una educación diferente debe respetar el momento evolutivo del niño y el joven, permitiendo que el conocimiento llegue acorde a su desarrollo y a sus necesidades y se entregue con belleza y creatividad, que vivan gustosos y felices el camino de educarse y aprender, que en sus primeros años pueda florecer en el cultivo de su sensibilidad, que se recree en la fantasía y el juego; que esta etapa evolutiva irrepetible, pueda aportar a la vida del estudiante un desarrollo sano, armónico y pleno de sus emociones.

De esta manera, una educación diferente debe abrir espacios que atiendan al niño y al joven, en sus sentimientos, en su vivencia biográfica, donde encuentren herramientas  para reconocer sus sentimientos y sanarlos y que construyan en sí mismo la compasión, la tolerancia y el amor. Con esto, construir el camino pedagógico, para que los estudiantes reconozcan su individualidad, se hagan conscientes de su particular forma de ser, se acepten a sí mismos y desde la comprensión de sí, puedan construir en las diferencias, usándolas como oportunidades para su propio desarrollo,  puedan comprender  y vivir el verdadero significado de la compasión y la tolerancia, encontrando el camino auténtico de la paz consigo mismos y con los demás.

Así mismo, una educación diferente debe brindar a los estudiantes una formación que fortalezca su espíritu crítico que le permita salirse del molde de una sociedad consumista y vacía, para que construya una vida llena de significado y de profundidad. Asumiendo la iniciativa de acercar al educando a la naturaleza, construyendo imágenes y vínculos, que les permitan disfrutarla, apreciarla, amarla y respetarla, solidificando en sus corazones el compromiso natural de cuidarla y liderar su protección.